Home :: Página incial del capítulo curaciones :: Curación anterior :: Curación siguiente

Curación adicción a drogas; heroína, hachís, captagon

17 Enfermedades de adicción

17.3 Adicción a drogas

17.3.2 Heroína, hachís, captagon

Sra. P. K. (32) Comunidad de Luneburgo (EB 20.90)

Teniendo 15 años de edad comencé a fumar hachís y marihuana. Más tarde probé todo lo que el mercado de la droga ofrecía y, más o menos, un año más tarde empecé a inyectarme la heroína. Poco tiempo después yo ya necesitaba de todo mi tiempo para obtener la droga. Yo me dediqué a la prostitución juvenil y cometiendo pequeños robos, me mantenía a flote. En 1976 estuve 3 meses en el hospital debido a una ictericia (Suero-Hepatitis B). Desde ese entonces y a menudo yo padecía de una presión en la parte derecha de la región del epigastrio y además me encontraba siempre cansada. Cuando salí del hospital volvi a las inyecciones de droga. En el año 1977 mi peso corporal era de 48 kilogramos cuando tomé la decisión de terminar con todo ésto. Después de 2 terapias bastante largas, nunca llevadas a conclusión, yo recaí en el año 1979. En el año 1983 consumía hachís y captagón (un excitante), heroína me la conseguía únicamente cuando tenía suficiente dinero. Sobria no estaba en grado de soportar la vida y sufría de depresiones y en esa época yo consumía 5gr. de hachís y 3-5 tabletas de captagón por día. En el mes de octubre de 1985 llegué a la Comunidad de Amigos de Bruno Groening. En el mes de diciembre del mismo año yo experimenté una limpieza general de mi cuerpo bajo forma de vómitos, diarrea, dolores del hígado, dolores en las articulaciones, cansancio y depresiones. Transcurrida una semana, yo me encontré liberada de todos estos síntomas y llena de vida. Desde esa fecha no utilizo el captagón ni otras pastillas más. El dolor en la zona del hígado, el cansancio permanente y las depresiones han desaparecido por completo. En el año 1987 se constató que los valores del hígado eran normales; a principios del mismo año dejé de fumar hachís y ésto se ha mantenido así hasta el día de hoy. Yo no he tocado droga alguna más, recibí la fuerza para finalizar una formación profesional y trabajo regularmente en una oficina.