Healings of nasal inflammation (rhinitis)

 

Curación de unos transtornos de la respiración nasal

Sr. W.A. (55) Colonia (Alemania)

Durante mi juventud yo boxeaba y recibía a menudo golpes en la naríz. Desde ese entonces, yo prácticamente no recibía aire a través del orificio nasal derecho, ésto era debido a una atrofia del tabique nasal hacia la derecha (atrofia que se podía palpar) y, a causa de ésto yo estaba obligado a respirar por la boca. Todo ésto durante 40 años. Una operación no ayudó para nada. Para poder ayudarme a respirar por la naríz, utilizaba gotas de mentol.

Tres semanas después de mi introducción a las enseñanzas de Bruno Gröning, en enero de 1990, de forma repentina noté que el aire pasaba a través del orifico nasal derecho. Al comienzo era poco y después fué siempre más y más. Hoy yo puedo respirar a través de la naríz normalmente. La atrofia en el tabique nasal ya no es palpable.

Curación de la obturación crónica de la naríz

Sr. E.M. (74) Wegberg (Alemania)

Durante unos 15 años, yo tuve la naríz obturada y tenía que respirar a través de la boca, con la consecuencia de tener la garganta seca. El médico díagnosticó una rinitis crónica. Dos veces por semana yo hacía inhalaciones de sal de salinas y gargarismos con salmuera. El alivio obtenido duraba unas 2 - 3 horas.

Un día después de mi introducción a las enseñanzas de Bruno Gröning, yo recibí la curación. Desde ese momento, mi naríz está perfectamente libre y, puedo respirar normalmente.

Curación de la obturación crónica de la naríz

Sra. M.-L.G. (48) Eupen (Bélgica)

Durante 23 años, yo padecí de una obturación crónica de la naríz con la consecuencia de haber tenido que estar bajo curas médicas por muchos años. Por causa de este transtorno me fueron operadas las amígdalas, las vías nasales me fueron abiertas con la fuerza y además fuí sometida a baños de rayos. Por ultimo fuí declarada un caso crónico. Sin utilizar gotas y spray nasal, yo no podía respirar libremente, no conciliaba el sueño y también había perdido el sentido del olfato.

En junio de 1990, yo fuí introducida a las enseñanzas de Bruno Gröning. A partir del mes de octubre, del mismo año, yo experimenté alivios considerables. Yo reduje la cantidad de las gotas y, a pesar de ésto, la naríz permanecía abierta por un tiempo mucho mayor. Desde noviembre de 1990, yo puedo respirar libremente. No necesito más de medicamentos.

Dokumentarfilm

El documental:
“El fenómeno de
Bruno Gröning”

las fechas de proyección en los cines de distintas ciudades en el mundo entero

Grete Häusler-Verlag

La editorial Grete Häusler: una gran selección de libros, revistas, Cd's, DVD's y calendarios

fwd

Los científicos toman la palabra: Aspectos interesantes acerca de la enseñanza de Bruno Gröning