Healings of osteoarthritis, polyarthritis

Heilung von Arthrose, Harninkontinenz und Bluthochdruck

Healing from high blood pressure, arthritis and urinary incontinence

Olympiada Nikolajewna Odinikowa (70), Odessa (Ukraine)

In 1961 the doctors diagnosed me with arthritis (osteochondrosis) and a damaged vertebral disk in the lumbar spine. I had severe pain every day with cramps, weakness and numbness in my legs. Later I also became incontinent (was unable to hold back my urine). I could no longer cook or wash. I managed the other housework only with the greatest effort.

Leer más...

Heilung von Kniegelenks-/WS-Arthrose und Skoliose

Healing from knee and spinal arthritis and scoliosis

Nguyen Thi Bao Ngoc (73), Ho-Chi-Minh-City (Vietnam)

In 2004, I developed pain in my right knee. It was red and swollen. I could hardly climb stairs anymore, bend the knee or squat. X-rays from the year 2005 showed that my knee had degenerated. The doctor prescribed medication for me to swallow and rub in, and also to lessen the pain (Dodatalvic analgesic and Glucosamine 250 mg). I also had physiotherapy, but without success. Climbing stairs was a torment. The taking of Chinese and Vietnamese herbal medicines also didn’t help.

Leer más...

Heilung von 12 Jahren Knieschmerzen bei Kniearthrose

Healing from pain and knee arthritis after 12 years

Erika Schwarz (60), Steyr (Austria)

At 40 years of age I began to have constant pain in both knees while lying down, sitting, walking, climbing stairs. It got worse as years went by. My knees were swollen, hot and painful to touch.

I was in constant pain

My physician diagnosed arthritis of the knee joints, but even an operation in January 1994 brought no improvement, on the contrary, it kept getting worse. The only possibility was for me to get a knee replacement; I was too young for that he said. I kept having severe pain in spite of constantly taking pain killers. I could only sleep with a pillow between my knees and often woke up from turning around. Both knees hurt all the time, lying down, sitting and especially when walking. And they were constantly swollen. I needed two canes for walking and could only manage short distances with great pain.

Leer más...

Healing of pain from hip arthritis and chronic headaches of over 15 years' duration

Shakila Premcharan (52), Suriname/South America

Since 1995, I had had continual pain in my pelvis and hips, running downward from my waist. I would go to bed with this pain and get up with it. My family doctor treated me with medication and injections. Since there was no relief, transfer to a hospital ensued. Analysis of the examinations such as x-ray, ultrasound, and laboratory tests yielded the diagnosis of arthritis.
In addition, headaches had tormented me for 15 years. They were severe, especially after sleepless nights. The treatment consisted of the medication Paracoff.

Leer más...

Curación de la artritis de las articulaciones de las rodillas y del hombro

Sr. G.R. (60) Oberhausen (Alemania)

Por más de 10 años, sufrí de dolores en las articulaciones de las rodillas y en ambos hombros. Dormir era posible únicamente de espaldas. Los mayores sufrimientos eran subir escaleras y levantar pesos. Mensualmente, tenía sesiones de terapia ortopédica. El diagnóstico del médico fue desgaste de las articulaciones. Me fué prescrito un tratamiento a base de inyecciones calmantes, terapia de calor, así como una terapia estimulante para la circulación sanguínea. Durante 3 - 4 días, experimentada un alivio, más o menos moderado. La visita y sucesiva cura por parte de un curandero en los Países Bajos, no produjo un resultado positivo duradero.

En diciembre de 1994, fuí introducido a las enseñanzas de Bruno Gröning. A partir de ese momento yo fuí liberado de los dolores en el hombro. Un año después, me di cuenta de que las rodillas estaban liberadas de los dolores. Ahora yo puedo moverme libremente, levantar pesos y subir las escaleras con facilidad.

Curación de la artritis en las articulaciones de las rodillas, hombros, dedos y caderas

Sr. J.P. (51) Múnich (Alemania)

Desde 1983, yo estaba atormentado por dolores en las rodillas. Con el pasar de los años, aparecieron también dolores en las articulaciones del hombro (húmero), del dedo medio y, de vez en cuando en las caderas. Los dolores se hacían presente, cuando utilizaba la articulación correspondiente, como por ejemplo: levantar el brazo para ponerme la camisa, entonces me dolía el hombro correspondiente a este brazo. Las dificultades mayores las tenía con las rodillas y, así como también con las articulaciones de los dedos, las cuales estaban muy sensibles a cualquier tipo de presión. Yo consulté a un "curandero espiritual", así como también a naturópatas, los que tampoco me pudieron ayudar. En el año 1991, un profesor me diagnosticó artritis, con el siguiente comentario, para mí totalmente desmoralizante: "aquí no se puede hace nada"

En el mes de noviembre de 1992, fuí introducido a las enseñanzas de Bruno Gröning. A partir de ese momento, los dolores se fueron reduciendo y, después de medio año yo me encontré liberado de los mismos. Tampoco siento dolores cuando realizo esfuerzos físicos.

Curación de la síndroma de las vértebras lumbares; artritis en la rodilla y cadera

Sr. R.D. (58) Giesen (Alemania)

Desde el año 1987 tenía dolores terribles en las caderas y en las articulaciones de las rodillas y especialmente en la espalda. Causa de estos dolores: una lesión de los ligamentos de los discos intervertebrales más una artritis en toda la zona lumbar y en las articualciones de las rodillas. Medicamentos contra los dolores (Valoron entre otros) y gimnasia terapéutica y períodos de cura producían de vez en cuando, un alivio limitado. El sentarme me producía unos sufrimientos horribles. El estar acostado, me era posible únicamente de espaldas y ni podía ni pensar en dar largos paseos. A partir del año 1988, estuve incapacitado para trabajar y inválido en un 50%.

Durante mi introducción a las enseñanzas de Bruno Gröning, en noviembre de 1992, yo recibí una curación espontánea. De una manera repentina, los dolores desaparecieron y no volvieron más. Ya no tengo dificultades para senatarme, acostarme ni para caminar.

Curación del daño del dedo pulgar (gordo) del pie: articulación principal

Sra. A.H. (66) Linz (Austria)

Hace unos 10 años, en las articulaciones de los dedos pulgares de los pies, se desarrollaron unos dolores punzantes y, ésto, especialmente al caminar, cosa que no me permitía recorrer más de 500 metros. Por la noche, al asumir una posición de reposo, tenía dolores. El médico díagnosticó una artritis y me prescribió un tratamiento a base de inyeccciones, baños y pomadas. Con este tratamiento obtenía un alivio limitado. Las tareas domésticas cotidianas, como limpiar, ir de compras, cocinar, etc., me eran difíciles de realizar. A causa de esta situación, me fueron suministradas inyecciones de cortisona. Se habló acerca de la posibilidad de una operación, pero la misma no garantizaba un resultado positivo duradero.

Después de haber terminado mi conversación de introducción a las enseñanzas de Bruno Gröning, en enero de 1993, salí de la sala liberada de mis dolores. Durante el mes de febrero, del mismo año, sufrí los mismos dolores durante 4 semanas y a partir de ese momento no tuve más dolor alguno. Hoy puedo caminar kilómetros y kilómetros.

Curación de la artritis en la articulación de la rodilla

Sra. A.K. (46) Stuttgart (Alemania)

En el año 1972, empecé a padecer de ataques repentinos de dolor en ambas rodillas (con énfasis en la rodilla derecha), con dolores muy fuertes y punzantes. Estos dolores no me permitían doblar ni tampoco de replegar las rodillas. Estos ataques se presentaban, con una cadencia, de 3 a 4 veces por año y, especialmente en la temporada fría. A pesar de las inyecciones y de las radioterapias, éstos duraban de 1 a 2 semanas. A través de las radiografias me fué díagnosticada una artritis. Desde mi introducción a las enseñanzas de Bruno Gröning, en enero de 1989, yo recibo la energía divina diariamente. Como consecuencia de ésto, los sufrimientos fueron disminuyendo de intensidad y, a partir del mes de diciembre del mismo año, los mismos han desaparecido. Desde esa fecha yo estoy liberada.

Curación de la artritis en la articulación de la rodilla

Sr. A.S. (66) Roermond (Países Bajos)

Desde 1976, padecía de dolores contínuos en las rodillas causados por desgaste. El médico díagnosticó artritis en ambas rodillas y por ésto no me era posible estar de pie más de 10 minutos.

Tres semanas después de mi introducción a las enseñanzas de Bruno Gröning, en diciembre de 1990, fuí liberado de los dolores. En el control médico posterior, el médico dijo que se trataba de una curación a través de la vía espiritual.

Curación de la artritis en la articulación de la rodilla

Sra, S.B. (84) Francfort (Alemania)

Durante 16 años, padecí de dolores en las rodillas, especialmente al estar de pie y al subir escaleras, además, no podía caminar por más de una hora. Mi médica diagnosticó artritis. Con el uso de tabletas y gimnasia obtuve una mejoría que me permitía, durante uno o dos días, estar libre de los dolores. Con el pasar del tiempo, dicha mejoría, se fué transformando en una cosa rarísima y, con el pasar de los años, los sufrimientos empeoraron.

Después de mi introducción a las enseñanzas de Bruno Gröning, corría el mes de abril de 1990, los dolores en la rodilla desaparecieron y puedo subir las escaleras sin problema. No necesito de medicamentos y, todos los días voy a pasear con mis amigas durante unas 2 horas.

Curación de la artritis en la articulación de la rodilla

Sra. H.K. (78) Heidelberg (Alemania)

En el año 1979, de forma repentina, la rodilla derecha se hinchó y me dolía. El ortopeda diagnosticó artritis y que había agua en la rodilla. Se me hizo una punción y me sometí a una electroterapia. Hasta el año 1986, todo marchó bien, hasta que se hinchó de nuevo. Esta vez fué puncionada y enyesada. También recibí tratamiento de inyecciones, ultrasonido, electroterapia, pomadas, etc., pero no se consiguió obtener el resultado deseado. Podía subir escaleras únicamente, bajo dolores torturantes.

Después de la introducción a las enseñanzas de Bruno Gröning, en agosto de 1991, enseguida pude subir escaleras, sin padecer dolor alguno. A partir de esa fecha, no he tenido dolores, ni hinchazón ni tirantez de la piel. Yo recibí una curación espontánea, cosa de la cual estoy muy agradecida.

Curación de la artritis en la articulación de la rodilla

Sra. L.R. (66) Berlin (Alemania)

Durante 24 años, padecí de dolores en la rodilla izquierda. Dolores causados por una artrítis en la articulación de la rodilla. Me era dificil caminar y subir escaleras. Paseos cortos, se transformaban en una tortura. En base a las radiografias realizadas, el médico, no estuvo en condiciones de pronosticar una mejoría; en base a ésto, decidí curarme por mi cuenta.

En 1992, fuí introducida a las enseñanzas de Bruno Gröning y tres semanas después, los dolores en la rodilla habían desaparecido. Ahora puedo caminar, subir escaleras, hacer paseos, todo ésto sin tener miedo a los dolores. Yo estoy muy contenta por esta curación.

Curación de la artritis en la articulación de la cadera

Sra. E.E. (70) Stuttgart (Alemania)

Desde la primavera de 1990, padecía de dolores prolongados en las caderas, especialmente, cuando hacía algún movimiento. Una consulta médica díagnosticó un principio de artritis en las caderas.

En junio de 1991, fuí introducida a las enseñanzas de Bruno Groning. Después de la introducción, regresé a casa sin dolores ya no experimenté ningún dolor más y, ésto después de mucho tiempo. Desde esa fecha los dolores han desaparecido.

Curación de la artritis en la articulación de la cadera

Sra. C.K. (68) Bochum (Alemania)

En el mes de marzo de 1983, sufrí de fuertes y punzantes dolores en la cadera y pierna izquierdas y un poco más tarde también en la parte derecha. A pesar de utilizar supositorios, inyecciones y aplicaciones de fango, los dolores en vez de mejorar, empeoraron. Yo abandoné todas las curas y, poco tiempo después, ya no podía caminar más de 100 metros, mis tareas domésticas las podía realizar únicamente con muchas dificultades.

En diciembre de 1994, yo tuve conocimiento de las enseñanzas de Bruno Gröning me dieron una introducción a las mismas y me sintonizo para recibir la energía divina regularmente. Después de 4 semanas, los dolores de-saparecieron por completo y nunca más han vuelto a aparecer. Yo estoy contentísima y doy gracias por ésto.

Curación de la artritis en la articulación de la cadera

Sra. F.S. (60), Múnich (Alemania)

En 1980, a través de un examen radiológico, me fue diagnosticada una artritis en la articulación de la cadera. A partir de 1987, los dolores se manifestaban ya sea de día como de noche, en posición de descanso o haciendo esfuerzos y, como consecuencia de estos dolores en la cadera, yo únicamente podía caminar encorvada y muy despacio. Ya en el año 1987, el médico me había aconsejado que me pusiera una prótesis.

En diciembre de 1989, dos meses después de mi introducción a las enseñanzas de Bruno Gröning, yo pude experimentar la curación. Ahora puedo estar sentada por horas, sin padecer ningún dolor, me puedo mover y levantar sin dolores.

Dokumentarfilm

El documental:
“El fenómeno de
Bruno Gröning”

las fechas de proyección en los cines de distintas ciudades en el mundo entero

Grete Häusler-Verlag

La editorial Grete Häusler: una gran selección de libros, revistas, Cd's, DVD's y calendarios

fwd

Los científicos toman la palabra: Aspectos interesantes acerca de la enseñanza de Bruno Gröning