Informe de Éxito documentado por médicos

Curación de síndroma congénito de pérdida de albúmina (linfoangioectasia intestinal)

Raimund S. de H.:

Christel S. (51) informa sobre la curación de su hijo Raimund. [1]

Dejamos un tiempo muy duro detrás de nosotros. Nuestro hijo Raimund nació el 22.9.1983 Y le fue muy bien durante cinco meses mientras yo lo lactaba. Pero después presentó hinchazones, sus párpados estaban llenos de agua y presentaba demasiadas defecaciones que eran blancas y pestilentes.

El médico no sabía que hacer y el bebé tuvo que ir al hospital. Era el 12 de marzo de 1984. Una auscultación médica indicó una carencia de albúmina en la sangre, pero no se sabía porque perdía albúmina. Después de tres semanas de auscultaciones y exámenes clínicos, el resultado fue que Raimund tenía un defecto en los vasos linfáticos del intestino. Por eso perdía tanta albúmina. Pero lo peor era que Raimund no tenía casi nada de elementos inmunológicos. Eran tan pocos los que tenía que los médicos no sabían qué hacer.

La falta de perspectiva que se me comunicó en el hospital en K. fue tan tremenda y avasallante. Me dijeron que mi hijo nunca podría jugar con su hermano. Que yo tenía que aceptarlo y acomodar mi vida a ésto,

Raimund fue enviado a la Clínica Universitaria de G. El Profesor de la Clínica Universitaria me dio esperanzas, pero a la pregunta ”¿Va a poder sanarse mi hijo? Me dio a entender muy claramente que no podía contar con una curación, el bebé tendía que seguir una dieta estricta durante toda su vida para poder sobrevivir. Yo no quería y no podía apaciguarme ante ésto y esperaba que ocurriera un milagro.

Sin saber que ella pertenecía a la Comunidad de Bruno Groening le conté a una conocida mía, acerca de mi situación desesperada sobre la enfermedad de mi hijo y ésta se sintonizó con otros amigos de la Comunidad por mi hijo y por mí sin que yo lo sepa.

Así, todo lo que los médicos me habían profetizado cambió. Todo se arregló.

Desde mayo dse 1984, poco a poco sustituí la dieta que Raimund debía de haber seguido durante toda su vida por comida normal. Desde fines de 1984 come normalmente. Sin embargo ya no aparecieron los síntomas de la enfermedad como lo habían pronosticado los médicos

Cuando finalmente mi conocida me contó de las enseñanzas de Bruno Groening, le pedí inmediatamente que me introduzca, ya que me había podido convencer de la veracidad de lo que se decía porque lo había vivido con mi hijo.

Mi hijo tiene ahora 13 años y es completamente sano. Juega con su hermano normalmente y come de todo.

Durante todas las auscultaciones de control que se hicieron en los años posteriores, les oculté a los médicos que Raimund ya no tenía que seguir dieta. Los análisis de la albúmina, de los elementos inmunológicos y en general todos sus análisis son normales. Cuando me armé de valor y les conté a los médicos que hacía tiempo que yo ya no le daba de comer dieta al niño, no podían comprender cómo es que Raimund estaba ahora completamente sano, contrariamente a todos los pronósticos.

Mi marido y yo estamos sumamente agradecidos por este gran regalo y no lo podemos expresar en palabras. Raimund era antes muy pálido como yeso, sus ojos no brillaban. Ahora relucen, tiene mejillas encarnadas y no tiene ninguna deficiencia en comparación con su hermano.


Comentario médico:

A través de una biopsia del intestino delgado efectuada a Raimund Schreiber a los seis meses de edad, se pudo comprobar histológicamente el diagnóstico de linfoangioectasia intestinal [2]. Esta enfermedad se caracteriza por la pérdida excesiva de albúmina por el intestino, una disminución de albúmina en la sangre con retención de agua en los tejidos (edemas) y una baja de los linfocitos y de la inmunoglobulina. Ésto es causado por una falla congénita del sistema de los vasos linfáticos en el intestino. Se supone que una hipoplastía de los vasos linfáticos dificulta el flujo de la linfa, lo que ocasiona una subida de presión en el sistema linfático del intestino. A causa de la subida de presión, se produce fácilmente uua ruptura de los vasos linfáticos dando lugar a la fuga del líquido linfático, tan rico en albúmina, hacia el intestino. Ésto ocasiona la baja de albúmina en la sangre y como consecuencia aparecen edemas. Raimund presentó edemas pronunciados en los párpados, y menos visibles en las manos y en los pies y una hinchazón del vientre, (Acitis) 25. Además las defecaciones son blancas y pestilentes. Los análisis de laboratorio de marzo de 1984 nos muestran claramente en qué estado de gravedad se encontraba Raimund. Toda su albúmina alcanzaba valores muy bajos: 2,6 g/dl 3 (normal: 5,6 - 7,4 g/dl), así como también la inmunoglobulina G (IgG) tenía solamente 34,1 mg/dl (normal: 190 - 860 mg/dl) 4

La dimensión de los daños se puede ver más claramente en los resultados de un test para medir la cantidad de albúmina que perdía Raimund. Según el informe final hecho por la Clínica Universitaria de G. el 06.05.1984, se pudo comprobar con el test de albúmina Cromo 51, aplicado en forma intravenosa, que Raimund perdía en sólo 4 días, el 52 % de la albúmina marcada con el Cromo 51. El porcentaje normal está por debajo del 1 %. Sin tratamiento, Raimund no hubiera podido vivir perdiendo tanta albúmina por el intestino. Al bebé se le dió albúmina intravenosa durante su estadía en el hospital, pero sólo una dieta especial es la única medida terapéutica que se le podía dar para siempre..

La madre de Raimund no pudo seguir consecuentemente esta dieta estricta especial. Ya 14 días después de que el niño había salido del hospital, le tuvo lástima y ya que no presentaba ningún síntoma de la enfermedad le empezó a substituir la dieta por alimentos que le habían prohibido. Ya que Raimund toleraba muy bien los alimentos normales, a pesar de la prognosis de los médicos, ka Sra. S lo alimentó normalmente desde fines de 1984, pero sin mencionárselo a los médicos que lo controlaban regularmente. Ya que ella llevó al niño a todas las auscultaciones posteriores, se puede seguir el desarrollo de los análisis de albúmina en la sangre y de la inmunoglobulina durante 2 años.

Raimund estuvo desde el doce de marzo hasta el 5 de abril de 1984 en el hospital de K. y fué trasladado a la Clínica Universitaria de G. el 5 de abril. Allí se le trató hasta el 27 de abril del 84. El siguiente control ambulante se llevó a cabo el 8 de junio del 84. . Después siguieron los controles siguientes: el 10 de octubre, el 28 de noviembre del 84, el 20 de febrero, el 27 de junio y el 25 de noviembre del 85 y el 29 de enero del 87.

En abril de 1984 la conocida de la Sra. S. empezó a sintonizarse con la corriente curativa para Raimund según las enseñanzas de Bruno Groening. La subida de los valores de los análisis de albúmina y de inmunoglobulina es aclarable por la Medicina porque en el hospital le dieron un tratamiento de substitución y una dieta estricta. . Pero después de la dada de alta a fines de abril de 1984 y en los controles ambulantes subsiguientes hubiera tenido que manifestarse una baja de la concentración de albúmina en la sangre ya que a través de la alime tación normal los cambios morfológicos del sistema de los vasos linfáticos hubieran tenido que manifestarse. A más tardar en los controles hechos desués de 1984, desde el punto de vista de la Medicina, se hubiera tenido que esperar ésto. Pero los análisis de albúmina permanecieron dentro lo normal hasta el último control en 1987. El 29.01.87, después de más de 2 años sin seguir dieta alguna, se encontró un valor de albúmina normal de 7,4 (normal: 5,6 - 7,4 g/dl), con una electroforesis (72 % de albúmina) e inmunoglobulina normales (IgG 642 mg/dl). [6].

El 6 de mayo de 1984, el médico tratante de la Clínica Universitaria de G. Prof. Dr. G. escribió el Certificado siguiente para los padres de Raimund:

"El niño mencionado arriba padece de una enfermedad [...] por la que tiene que seguir dieta durante toda su vida. Ya que esta alimentación es significantemente más cara que la comida normal, para los padres del niño resulta una carga económica fuerte." [7]

En el último control ambulante efectuado en enero de 1987, el mèdico tratante de la Clínica Pediátrica. El Prof. Dr. G. se expresa así en un dictámen final para el pediatra tratante Dr. O.

"El desarrollo es muy regular. Aún cuando no se haya seguido la dieta consecuentemente, no se ha producido pérdida de inmunoglobulina ni de linfocitos. Sería muy interesante ahora, auscultar la mucosa del intestino..." [8]

Hasta el día de hoy (1996) no han aparecido ninguna clase de molestias en Raimund, ésto es una prueba clara de la curación duradera del niño.

Esta curación es digna de ser mencionada especialmente ya que ni la madre ni el niño sabían de la toma de la corriente curativa de la conocida para ellos. Así, no se puede hablar de ninguna forma de sugestión ni de influencia sugestiva externa. Además existía una falla orgánica congénita que está muy lejos de todo orígen psicógeno.


Citas de textos:

A-MWF = Archivo del Grupo Especializado Médico-Científico , D-Hamburg/Hennef-Sieg

[1] Informe de Éxito de la Sra. S. sobre su hijo Raimund. A-MWF

2] Biopsia del 27.3.84. dictaminada por el Prof. Dr. S. del Instituto Pattolögico de la Universidad en G. citada en el Informe final de la hospitalización del 12 de marzo al 5 de abril de e1984 en el Hospital de Pediatría de K. A-MWF

[3] del análisis de laboratorio de la ”Medizinische Apparatengemeinschaft en G. del 5 de marzo de 198, A.MWF

[4] Informe final del Hospital de Pediatría de K. (vea también 2). A-MWF

[5] Informe final de la hospitalización en la Clïnica Universitaria de Pediatria en G. A-MWF

[6] Informe de la auscultación ambulante en la Clínica Universitaria de Pediatría. Hecha por el Prof. Dr. G.

[7] Certificado Médico del Prof. Dr. G. de la Clínica Universitaria de Pediatría el G. del 8 de junio de 1984. A-MWF

[8] vea también 6